Mejora tu Adaptabilidad

Adaptabilidad

Adaptarte al cambio te hará libre

“No vas a quedarte sin trabajo, vas a quedarte sin el trabajo que haces ahora”

Marc Vidal, economista

Y ya de regreso de vacaciones para la mayoría de los españoles, nos encontramos con la rutina y con el momento de hacer los cambios necesarios para acelerar y conseguir esos objetivos pendientes, con la sensación de que se nos va acabando el 2022.

Pero ¡ánimo!, aún tienes tiempo de avanzar y conseguir esas metas que te pusiste al empezar el año; a pesar de que quizás las cosas no han resultado como habías previsto. Hay factores internos, y también externos, que hacen que tengamos que desarrollar nuestra habilidad para adaptarnos a las circunstancias y no dejar que nos sobrepasen, sacando siempre lo mejor de cada situación.

¿Qué es la Adaptabilidad?

Se trata de la habilidad profesional para amoldarse de forma rápida y sencilla a una organización y/o puesto, interiorizar nuevos procedimientos sin agobiarnos y contar con un perfil transversal, capaz de realizar tareas diversas, según las necesidades empresariales.

También se conoce en inglés con el nombre de “liquidity”, por la propiedad que tiene el líquido de adoptar diferentes formas, así como por la fluidez que le caracteriza, permitiéndole atravesar cualquier recoveco, por pequeño que sea.

Los profesionales que se adaptan al cambio son capaces de desempeñar tareas que no coinciden al 100% con su perfil profesional, desenvolviéndose con soltura en situaciones inesperadas; lo cual en el caso de las empresas es fundamental debido a que, en ocasiones, como líderes, debemos hacer nuestro propio trabajo e involucrarnos en el trabajo de nuestro equipo para empatizar con él y comprenderlo mejor.

En este momento de alta incertidumbre, donde debemos adaptarnos a diario a la evolución de las tecnologías, las empresas atraviesan profundas transformaciones que afectan de lleno a sus procedimientos, estrategias y objetivos. Sin duda, ya no se pueden hacer las cosas “como toda la vida” o como la hacía el fundador o los hijos del fundador de la empresa.

Precisamente en este momento de la historia, estamos viviendo algo único que en ocasiones es difícil de comprender: en una empresa puede haber personas de 3 generaciones diferentes (abuelos, padres e hijos) que tengan que trabajar en equipo y, a diferencia del pasado, donde se suponía que el de más edad era más sabio porque tenía más años de  experiencia; en esta época, las personas mayores se ven obligadas a adaptarse a la nueva forma de hacer las cosas de jóvenes, aceptando su  ayuda y  conocimientos; por lo que todos son de vital importancia para el desarrollo de la empresa.

De hecho, en muchas organizaciones, los trabajadores más demandados son precisamente los que se mueven de forma alineada con la empresa, mostrándose dispuestos a salir de su zona de confort y a asumir nuevos riesgos y responsabilidades, porque son capaces de adaptarse sin miedos a un entorno que cambia continuamente.

Todos tenemos la capacidad para cambiar, pero no todos tenemos la misma apertura al cambio, que a veces nos despierta temor, incluso ansiedad. Sin embargo, la buena noticia es que puedes trabajar esta competencia y que hacerlo te ayudará, no solo en el entorno profesional, sino también en tu vida personal.

Para ello aquí te dejo los siguientes consejos:

  1. Lo primero que debes asimilar es que el cambio es la norma y no la excepción: si asumes esta realidad, bajaras tu nivel de resistencia y estarás atento a nuevas oportunidades.
  2. Cuando afrontes una situación nueva, tómala con perspectiva. Piensa que la vida es un proceso basado precisamente una sucesión de cambios, algunos agradables y otros menos apetecibles. Lo que está claro es que si los afrontas saldrás siempre reforzada/o.
  3. En nuestra mente hay una gran capacidad de adaptación que debemos entrenar, para ello puedes generar cambios pequeños que impliquen dicha adaptación, así cuando aparezcan grandes retos podrás superarlo sin sufrir.
    Por ejemplo: cambia de ruta al trabajo, cambia alguna rutina de horario, involúcrate con personas fuera de tu círculo habitual y desarrolla todas las habilidades blandas que hemos venido aprendiendo a lo largo de este año: la escucha activa, la empatía, la creatividad…; para comprobar que eres capaz de adaptarte a otros ambientes.
  4. Aprender es una forma de adaptarse. Al conocer cómo hacer las cosas de otras maneras, estamos evolucionando a un lugar en el que nunca hemos estado, por lo que realizar nuevos cursos y/o formaciones te permitan “estar a la última” en tu puesto o sector.
  5. Descubre nuevas aficiones y aventuras y convéncete a ti misma/o de que las podrás llevar a cabo. Cuando lo logres, celebra los triunfos (por pequeños que sean), y compártelos con los demás.

A partir de hoy, conviértete en una persona de mente abierta, sin aversión ni reticencias al cambio y te darás cuenta lo divertido que puede llegar a ser.

He aprendido que la vida está llena de experiencias que están ahí, esperándonos, solo que nuestros miedos e instinto de supervivencia hace que no nos atrevamos a vivirlas.

Me encantará saber cómo te adaptas a las situaciones de cambio, leyéndote en:

hola@diamantinacenteno.com

Si quieres que te acompañe a tomar decisiones acertadas y oportunas, ahora es el momento de adquirir el

Plan Toma de decisiones

con un descuento muy especial por tiempo limitado

Pincha aquí y te informaré de todo

 

Si quieres adaptarte mejor a cualquier situación en tu empresa, te recomiendo que eches un vistazo a mis

Cursos para el Liderazgo Empresarial.  

 

¡Gracias por estar! 

 

Aprende a gestionar tu Tiempo

Como dijo Eisenhower:

“Los planes son inútiles; la planificación estratégica lo es todo”.

El comienzo del año es una ocasión excepcional para poner nuestra atención en determinar y mejorar como gestionamos el recurso más importante que tenemos: el Tiempo.

Para ello te propongo lo siguiente:

Evalúa del 1 al 10: ¿Cómo estás de satisfecha con la gestión de tu tiempo? Siendo 1 que estás poco satisfecha y 10 que estás súper satisfecha.

El tiempo es un recurso muy particular, ya que tiene algunas características únicas:

1. Es inexorable: pasa continuamente, no lo podemos parar.

2. Es imprescindible: no hay nada que podamos hacer sin tiempo.

3. Es Insustituible: es imposible sustituir el tiempo por otro recurso.

4. Es democrático: todos los seres vivos en el Universo que conocemos tienen 24 horas al día, ni un segundo más, ni un segundo menos.

Teniendo en cuenta estas características, ponernos manos a la obra en la gestión del tiempo es primordial para que nuestro año sea realmente productivo.

Algunas personas son planificadas y otras necesitan entrenarse un poco más, pero todos podemos mejorar con un poco de esfuerzo y compromiso.

Para ello, hay algunas claves que quiero proponerte para poner en marcha en este mes de Enero:

1. Hacer una check list de tareas: registrar tus tareas, desde las más generales hasta las más específicas… todas nos “cuestan tiempo”. Puedes tacharlas cuando las hayas cumplido.

2. Priorizar las tareas de la check list: evalúalas en función del orden de importancia, pero también del nivel de urgencia; de modo que puedas abordarlas estratégicamente.

3. Hacer antes lo urgente, pero asignar tiempo de calidad para lo importante: las tareas urgentes no siempre son las que nos acercan a nuestros sueños, sin embargo, las importantes generalmente nos ayudan a conseguirlos.

4. Utilizar un calendario (si aún no has descargado mi Calendario de Aprendizaje 2022, te dejo el botón de descarga abajo): anota los plazos de las tareas pendientes para establecer en qué momento las haremos (si le asignas un día concreto mejor), y apóyate en las alertas para evitar olvidos.

5. Evitar la procrastinación: no dejes para mañana lo que puedas resolver hoy. Para ello, es fundamental hacer primero lo que más te cuesta para aliviar la carga mental que representa. De esta manera

disminuirá tu nivel de estrés y tendrás más energía para todo lo demás.

6. Mantener el orden: el desorden es uno de los ladrones de tiempo más comunes con los que convivimos día a día. Es mejor dedicar un tiempo semanal a ordenar los documentos digitales o en papel y tener la certeza de que sabemos dónde encontrar las cosas. Esta tarea es primordial, el desorden siempre nos cuesta tiempo.

Si quieres desarrollar esta “habilidad blanda”: gestionar tu tiempo, consulta nuestros programas de alto valor formativo  en promoción en

www.diamantinacenteno.com

Si quieres leer más artículos útiles con consejos y herramientas para mejorar tu vida día a día, no te pierdas los ¡contenidos de mi blog! Visitalo en:


diamantinacenteno.com/blog/

A continuación te dejo el enlace de descarga para mi
Calendario y su manual de uso
:

Calendario de aprendizaje 2022

Manual de uso

 

Empieza el 2022 a tope con mi Pack de Activación Exprés

Pack de activación Exprés

Te propongo la puesta en marcha de A.C.M.Es, ¡Actívate ya!

Las A.C.M.Es  son Acciones Concretas de Mejora Efectiva, y este año quiero proponerte ponerlas en prácticas desde el minuto número uno,  porque….

¿Y si en lugar de hacer mil tareas que no te llevan a nada TE ENFOCAS en unos objetivos concretos y los cumples?

¿Y si en vez de decir que no tienes TIEMPO, lo MULTIPLICAS?

¿Y si pasaras de no tener dinero a AUMENTAR TUS INGRESOS?

¿Y si, además, a partir de ahora TOMAS DECISIONES INTELIGENTES que te lleven a conseguir todo lo que quieres?

¡Todo esto es posible! ¡Y te llevará menos tiempo y recursos de los que imaginas !

Cuando empezamos un año estamos llenas de buenos deseos, tenemos una lista casi infinita de cosas que queremos lograr… una vez más, otro año más.

La realidad es que si no hacemos cosas diferentes, nuestros resultados seguirán siendo los mismos. En diciembre 2022 no servirá de nada que nos auto reprochemos lo que no hemos logrado, ya que, si no hacemos nada diferente (desde hoy mismo), todo seguirá igual.

A lo largo del año, sufriremos varias etapas o síndromes, como me gusta llamarlos. Hoy te mencionare los 3 síndromes que más he observado a lo largo de tantos años en mi actividad  como mentora de mujeres profesionales.

1. Síndrome de la “Excusitis”

Está muy relacionado con ir posponiendo esas acciones que sabes que te acercaran a la vida que te gustaría vivir. Por ejemplo, cuando sabes que tienes que hacer esas llamadas que te generarán ventas y las vas dejando de una día para otro… siempre con una excelente justificación, que no es más que otra excusa para no hacer lo que debes hacer.

Antídoto: Empieza el día por esa acción que te cuesta trabajo hacer, pero que estás segura que mejorará tu vida. Y observa cómo fluyen de manera más dinámica los acontecimientos.

 2.  Síndrome de la “Quejitis”

Tiene que ver con tu forma de comunicarte contigo misma. Cando te quejas te mandas mensajes de que la solución a esa situación no está en tu poder, de que siempre depende del exterior, cuando en realidad si usaras la energía de la queja en ponerte en marcha, te darías cuenta de que es mucho más fácil y posible de lo que pensabas.

Antídoto: Cambia la queja por la propuesta. Si no te gusta algo, cámbialo y si no… déjalo pasar. No pierdas energía en acciones vacías de propósito.

3.- Síndrome de la “Mieditis”

El miedo es una emoción importante para no correr riesgos que nos cuesten la vida. Sin embargo, la mayoría de las veces creamos en nuestra mente situaciones que tienen un 1% de posibilidades de ocurrir y eso nos paraliza e impide que avancemos a la velocidad que el mundo actual requiere. Usamos el Y Si… para anticipar problemas que solo ocurren en el 1% de los casos. ¿Vale la pena pre-ocuparse tanto?

Antídoto: Cambia el enfoque del Y si… y en vez de pensar en todo lo malo que te puede pasar piensa en todo lo bueno que puedes vivir si te atreves a dar ese paso.

 

La solución que te propongo: el Pack de Activación Exprés

Para transformar tu forma de pensar, y con ello tu vida, he creado el Pack de Activación Exprés, muy oportuno para este comienzo de ciclo en el que tenemos muy presente lo que queremos vivir.

El PACK ACTIVACION EXPRESS, consiste en  4 Talleres de formación práctica on line en directo, con un coste muy accesible, que te ayudarán a seguir avanzando profesionalmente y con los que, sobre todo, podrás disfrutar MÁS y ser MÁS productiva.

Te acompañare a poner en práctica algunas herramientas probadas por mí misma y usadas a diario por cientos de clientas con satisfacción del 100%, que le han servido de antídotos a estos “síndromes” que nos afectan a diario.

Los 4 talleres son los siguientes:

  Pack de activación Exprés

????Enfoca tus Objetivos: consigue más claridad para definir lo que realmente quieres. Te enseñaré cómo cumplirlos de manera organizada y eficaz.

????Multiplica tu Tiempo: Revisaremos la gestión que haces del tiempo, para tomar conciencia de dónde va, mirando de cerca a la procrastinación.

????Aumenta tus Ingresos: Transforma tu mentalidad con el dinero y consigue mayores ingresos. Analizaremos con qué asocias el dinero y tu perfil financiero para determinar cómo mejorarlo.

????Toma Decisiones Inteligentes: Impulsa tu toma de decisiones para lograr todo lo que te propongas. Ganarás determinación y técnicas de análisis para llegar a la acción con los mejores resultados.

Al inscribirte en el Pack de Activación Express completo, o en cada uno de los módulos, recibirás indicaciones para ir preparando el material con el que trabajaremos juntas en el Taller según la temática que corresponda. De esa manera, una vez terminada la formación, podrás aplicar lo aprendido de inmediato.

Trabajaremos juntas para aumentar el enfoque, transformar tu relación con el dinero y tomar las mejores decisiones.

Reserva ya tu plaza en mi PACK DE ACTIVACIÓN EXPRÉS y, en menos de 2 horas por formación, en un total de 4, conseguirás que tu vida de un giro de 180 grados, ¿preparada?

Pincha en:
diamantinacenteno.com/packexpress-w

¡Promoción disponible por tiempo limitado!

 

Las 12 habilidades más buscadas por las empresas

habilidades que buscan las empresas

Lo que no se aprende en la Universidad

La digitalización es un cambio que se aceleró con la pandemia y es irreversible.

Las empresas necesitan llevar a cabo procesos de transformación digital si quieren asegurar su sostenibilidad en el futuro. Esto también ha provocado que las compañías valoren cada vez más las habilidades humanas que la tecnología no puede reproducir.

Es por eso,  las mal llamadas “habilidades blandas” son un factor clave en el clima laboral de las organizaciones. Este tipo de competencias deben ser desarrolladas en primer lugar por los lideres, autónomos o empresarios; para que luego, con un poco de formación y sobre todo con el ejemplo, sean capaces de transmitirlas a todo el equipo y en base a ellas se cree ese ambiente de trabajo en el que todos quieran poner su energía y conocimientos al servicio de la empresa, o mejor dicho de los clientes, que son en ultima instancia la razón de ser de cada empresa o proyecto.

La edad es un factor positivo a tener en cuenta en el desarrollo de este tipo de competencias. Los seniors ya han desarrollado a lo largo de su trayectoria vital y profesional este tipo de habilidades que necesitan las empresas.

Pero, ¿qué son las soft skills o habilidades blandas? 

Son el conjunto de conocimientos, competencias y comportamientos que distinguen a dos personas. Capacidades que ayudan a que los equipos se compenetren mejor, trabajando de forma fluida y aumentando al máximo su productividad.

Algunas de las habilidades blandas  más valoradas por las organizaciones son:

1. Creatividad. En un mercado altamente competitivo, las empresas deben tener en sus equipos personas  creativas que aporten ideas nuevas y diferentes que las hagan avanzar.

2. Gestión del tiempo. Saber administrar el bien más preciado que tenemos, el tiempo, nos ayuda a realizar nuestro trabajo con éxito, dentro de los plazos estipulados, experimentando menos estrés y logrando mejores resultados.  

3. Resolución de problemas. Desarrollar habilidades para resolver conflictos, nos permite aprovechar los problemas como oportunidad para enseñar e inspirar a otros miembros del equipo y para sentir el impulso de verlos como un nuevo desafío.

4. Colaboración. Tener un espíritu colaborativo se valora mucho en las organizaciones. Priorizar el objetivo común y ayudar a los demás, nos permite alcanzar los objetivos empresariales de forma más exitosa.

5. Pensamiento crítico. Ante problemas complejos, el pensamiento crítico de los miembros del equipo, gestionado adecuadamente por el líder, es fundamental para obtener diferentes puntos de vista de la problemática y encontrar así, una buena solución.

6. Inteligencia emocional. Potenciar habilidades emocionales y sociales como la gestión de las personas con inteligencia emocional, nos permitirá ser más empáticos ayudando a crear equipos más eficaces.

7. Escucha activa. Desarrollar esta habilidad comunicativa, permitirá aumentar la confianza del resto de tu entorno y estimular la participación de todos los miembros del equipo, además de ayudarte en la conexión real con los clientes para saber que desean en cada momento. No es casualidad que tengamos una boca y dos orejas.

8. Adaptabilidad. El mercado laboral está en constante cambio y las empresas deben adaptarse a los nuevos retos. Por eso, contar con profesionales con capacidad de adaptación, dispuestos a salir de su zona de confort, asumiendo nuevas responsabilidades es un elemento diferenciador entre las empresas modernas y las que están en camino de serlo.

9. Resiliencia. En los negocios, la mayoría de las veces, las cosas no salen como las hemos planeado, por tanto, entrenar esa capacidad de reinventarse y poner en marcha muestra mejor versión siempre nos dará buenos frutos.

10. Autonomía. Cuando el negocio crece ha llegado el momento de delegar, y eso solo se logrará si lo haces en personas seguras de sí mismas, sin miedo y con cierta autonomía, que no pongan sobre la mesa ningún problema sin haber pensado en varias alternativas.

11. Empatía. Ponerte en los zapatos de otro te permite tener una visión de “su mapa”, lo que te permite comprender mejor su punto de vista y ofrecer soluciones viables, no solo a tus compañeros de trabajo, sino también a los clientes.

12. Capacidad de aprendizaje. Es una competencia básica que debemos conservar a lo largo de nuestras vidas, ya que si no estamos dispuestos a aprender y no formamos a nuestro equipo, nos quedaremos atrás y la competencia nos superará cómodamente.

Siempre he aplicado que en los negocios “el que no avanza, retrocede”, porque si tu detienes, los demás no lo harán.

En esta época todo va a una velocidad de vértigo, por lo que si desarrollas estas 12 habilidades blandas en compañía de tu equipo de trabajo (de 2 o 100 personas), tu negocio será capaz de superar cualquier reto que se le presente.

Si quieres información de cómo entrenarlas, puedes escribirme a hola@diamantinacenteno.com

¡Te ayudaré encantada!